esto era mi balde de sangría, de momento es mi horno a leña... bienvenido

24.8.09

bueno. cabe un paréntesis para hablar de los sentimientos de Odile, Franz y Arthur.

(pero todo parece claro. Que hablen las imágenes, se cierra el paréntesis)



...aquí acaba esta historia, como una novela barata en ese supremo momento en que nada decae, nada se degrada, nada disminuye.
X

9 comentarios:

  1. la curiosidad obliga (como no puede ser de otra manera) a preguntar qué dicen esas voces, con esa puntuación tan Brechtiana...

    parafraseando a godard, "Cinema is not about abstract ideas, but phrasing of moments". casi como la vida misma.

    ResponderEliminar
  2. nada de Odile, todo se transforma
    y que feo llamarse Arthur

    ResponderEliminar
  3. ee..gracias ego...tu blog me mareeea!

    ResponderEliminar
  4. jajaj..porque lo parafraseás en inglés manu?..

    y vos egooo...shhshshstttt...cuidadito esa boca y meterte con Odile! (pero estamos de acuerdo, Arthur es un bajón... no sólo llamarse: serlo)

    ResponderEliminar
  5. digo, más bien... lo dijo originariamente asi literal? (tal cual como la vida misma, manu)

    ResponderEliminar
  6. sí...
    lo dijo originalmente así.

    y pensandolo bien, en rigor de verdad, no es una paráfrasis lo mío. es una cita.

    :)


    la vida (o tal vez todos nosotros)

    seamos eso: una sucesión espaciada
    acompasada

    de momentos, casi casi

    como el latido del corazón
    el rubor de las mejillas

    y los ojos brillantes
    bajo las sábanas.

    ResponderEliminar
  7. aaaaahh...cooorramooos tanoooli!!!!,


    ... a ver si lo hacemos en menos de 9 minutos!!

    ResponderEliminar

titulares