esto era mi balde de sangría, de momento es mi horno a leña... bienvenido

24.8.09

Sale un muchacho y se abre la puerta. Dicen que está esperando el futuro...


+ + + + +
+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +

.p o r m i s v e n a s n a v e g a u n d e s e o c a r n a l

+ + + + +
+ + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + + +
poder amar sin destrozarte.




5 comentarios:

  1. tremebundo...







    el deseo carnal, apenas como la punta del iceberg de un deseo superior, invisible, espiritual; esa sed de lo que está adentro del otro y de lo cual no nos podemos separar: un oasis necesario y artero y venenoso que nos hace vivir.

    o a la bolaño: "un oasis de horror en medio de un desierto de aburrimiento".



    besarnos hasta que sea demasiado tarde.
    abrazarnos hasta olvidar quiénes somos.

    ResponderEliminar
  2. (el nerd que llevo adentro -en el bolsillo de adentro- me obliga a aclarar que esa frase no es de bolaño sino de bodelér. sí, perdón)

    hecha esa salvedad, me acordé de un poema de thénon

    «cava hondo en mi cuerpo
    hasta que el alma te salude
    esta tarde será entre dos
    y el ángel frío no podrá detenernos»


    o algo así.

    =)

    ResponderEliminar
  3. bueno... y ya que estamos atrapados en esta especie de bucle literario citacional, me parece muy a tono traer a colación a Lord Raglan, que dice:

    «Parece estar suficientemente demostrado que los niños pequeños y los animalitos maman todo lo que se encuentra al alcance de su boca, por lo que es preciso enseñarles a mamar donde se debe»

    (El tabú del incesto, Payot, 1935)

    ResponderEliminar
  4. ¿se puede asimilar sin masticar?
    ¿cómo correrá por las venas sin asimilar?
    ¿y si no está en las venas, sangrará?

    mah se

    ResponderEliminar

titulares