esto era mi balde de sangría, de momento es mi horno a leña... bienvenido

20.10.09

Hoy entiendo que eso de pensar global y actuar local es amar (¿vale por creer en Dios?)

Mi vida es un túnel sin Toulouse


Ayer volvía de Haedo en tren y me empezó a hablar un señor algo loco y algo ebrio.

Yo venía escuchando Charly, pensando en qué-discazo-la-hija-de-la-lágrima, y qué chica era yo cuando recién salió. Y en las supuestas fichas que caen a destiempo, y en las que no caen nunca. Y en la soledad de los artistas y en la de la gente que no se traduce.


Me saqué los auriculares pensando que me iba a pedir plata, pero me preguntó si era un ángel o un demonio, y después qué porqué iba encapuchada. Yo iba con la capucha de la campera puesta, porque es más cómodo apoyarse así en los asientos duros, y eso le contesté. El me dijo entonces que no tenía que ir encapuchada, porque somos libres.


Tenía unos ojos enormes y celestes de loco, que no podía parar de mirar. Y, quizás por eso, se sentó en el asiento de adelante, y me siguió hablando todo el tiempo.
Me contó que los ángeles se vestían de negro, para seguir a Jesús sin que no se quiénes se diesen cuenta de que eran ángeles.

Me perdía gran parte de lo que me decía por el ruido del tren. De a momentos pedía que me repitiese. De a momentos no, porque la reescucha implicaba que acercara mi cara a la suya, y me ponía un poco incómoda.


En un momento me saqué la capucha.


Sacó una edición rara de la biblia, de tapas verde brillantes con fotos de gente sonriendo, que parecía más bien una enciclopedia trucha. No decía en ningún lado si era sólo el nuevo testamento o qué... decía: "LA BIBLIA para todos", y en chiquito algo como "trae vocabulario".
Durante el viaje me daba a leer una que otra parte, y me contaba historias de santos, intercalándolas mucho con la palabra "nosotros".

Me preguntó en dos momentos diferentes si tenía miedo, y siguió hablando de Dios. La primera vez, antes de que se sentase, le dije confiada que no. La segunda, no entendí si se refería al miedo en sí o a temerle a él. Y le dije otra vez que no, sin saber bien. Y pensé que muy seguido tengo miedo, de un montón de cosas. Y recordé por millonésima vez que -justamente- lo que más me aterra desde lo más profundo es la locura.


Si venía siendo una escucha difícil, a partir de ahí fue imposible.

Me interrumpía más mi propio pensamiento, que el ruido del tren. Y no paraba de asociar una de cada tres palabras que escuchaba a otra cosa sin santos.

Y pensé en el dicho mentiroso de que los borrachos, los locos y los niños dicen siempre la verdad. Y el tipo me preguntó si creía en Dios, y le dije que sí. Pero no pensé en un Dios cristiano y barbudo, sino que pensé en el amor, y me acordé de Ezequiel Borra dedicándole una canción a Dios.
Y, mientras que el tipo me hablaba de Israel, yo reformulaba para mis adentros el dicho de borrachos, locos y niños. Cambiando la verdad por la búsqueda por la desesperación por el amor por Dios por el miedo. Y pensaba en lo diferente que era el miedo cuando era chica. Y me preguntaba qué carajo le habrán encontrado de parecido a un borracho, con un niño y un loco...


...Quizás ese dicho haya nacido como una necesidad de afirmar que la verdad está en algún lado, y que alguien la puede decir.


Ahí entonces, el tipo me preguntó: y vos, ¿creés que el mundo está perdido?. Me quedé callada pensando en cosas increíblemente crueles, premeditadamente malas y egoístas a gran escala, y en delfines muertos y en el calor en invierno. Y en la gente y cosas hermosas que mueren y no pueden ser reemplazadas.

Entonces me volvió a preguntar: ¿creés que el mundo está perdido?.

Y le dije que creía que sí. Y dejé de mirarlo a los ojos.

Me empecé a sentir incómoda con lo que sentía, y seguí con el zapping entre su voz y mí misma... Sentí que era mentira esa perdidéz del mundo. Y que, si bien era mentira, hay demasiadas cosas que nos hacen sentir tristes y acorralados, y que me abruman y me desesperan. Más que nada me sentí más perdida yo que el mundo. Y que una cierta tendencia mimética o un altísimo grado de permeabilidad, hacen que al rato de hablar con algún loco, empiece a sentir que yo también me estoy volviendo loca. Y me crea perdida de algo o de mí.

A esto se sumó la visión casi grotesca de mi -no tan lejano- arribo nocturno a plaza miserere. Justo cuando miro por la ventana y el tren está parando en caballito. Asique ahí mismo decidí despedirme del loco, su petaca, su biblia y el tren con sus ángeles y demonios.

Caminando el otro trecho, pasando del silencio de la noche a Charly y al silencio otra vez, busqué las razones que me hacen pensar que no está todo perdido en el mundo. Y pensé en la amistad, la música y el amor.


Ahora me acuerdo de una cosa que notó una vez a medias mi papá, y me comentó preocupado. Me dijo que cuando yo contaba algo triste me volvía a embargar con mucha vividéz la misma tristeza.
Ese día pensé en que, claro, como nos vemos unas pocas veces al año, se pierde de las risas que me atacan en cualquier momento, con igual intensidad, al recordar un buen acontecer.



Quizás, al fin y al cabo, tenía que ver con esto cuando, de chica,
me decían las catequistas que todo es cuestión de fé.


Hoy digo entonces que mi fe es recordar y mantener vivas las cosas buenas.


* * * * * * * * * * * * * * * *


UPDATE: hay un texto perfecto de Kioskerman que mandé a mi abuela (la cual usa siempre de intro: ya sé que no creés en Dios, pero...), que viene muy al caso de todo todo(es como un viaje en tren, sin loco, a un lugar lindo)


cliqui: El arte y el amor como una no-solución al dolor






Ezequiel Borrus track (primero los espejos... de su último disco salido del horno):
http://www.divshare.com/download/8964828-71a


.

13.10.09

fuimos a tierra del fuego con los helechos, el potus y varios lazos de amor. sobrevivimos todos... en mi depto hoy no pega el sol, muere todo menos yo



Como juan estrenó a mi mamá, con parto normal, salió con una cabeza como muy de alien (lo verifiqué cuando se rapó por primera vez). Yo en cambio, ya a punto de salir al mundo, ejecuté una rápida voltereta amniótica y me volví a sentar ("nah-nah-naaah!, a mí por ahí no me sacaaaann!!").

Gracias a la cesárea, y a la desdichadas habilidades escultóricas del doctor, soy recontra cabezona. Cabezona y deforme. Sí señor, esa frente no está trucada (ampliaremos sobre ella en otro momento).

Llegando a la adolescencia, y ya instalada en ella, amaba a juan enfáticamente, y sentía que era mi mejor amigo (si bien no creo haber sido yo la mejor suya).
Sentía una conexión animal cuando compartíamos los libros, la música, los atardeceres y un olor inmundo a pucho en la ropa.
Me levantaba llorando escandalosamente si soñaba que lo mataban, y perdonaba a diestra y siniestra todas y cada una de sus guachadas.

Hace un tiempo que no compartimos nada, y nuestras vidas parecen caminar separadas casi totalmente.
El me enseñó de muy chico la palabra "sendos". Y desde entonces, cuando la pienso siempre ejemplifico con lo mismo que juan dijo: "sendos caminos".

La RAE dice que es: uno o una para cada cual de dos o más personas o cosas.



.
.
.


.

5.10.09

es fácil no confiar en otro. sentirse traicionado. no poder confiar en mi misma y joder al que confía es lo peor que pude hacer...


...Si pudiese formatearme hoy, no haría backup





























La canción de St. Vincent dice:
Mary, no one has such small hands.
No, not the wind, not even that.


.

1.10.09

las dulces confesiones al pedo de una latinborder





la gente es muy complicada. MUY COMPLICADA. en qué momento todo se complicó tanto marcos??? ¿a que te referis? ¿qué es todo? ¿relaciones? relaciones. sus propias vidas... siempre fue así. relajarse. no sé... todos tienen problemas ahora. si no es con su pija es con las conchas. si no es con el dolor, con el amor. todo es archienroscado, se escriben blogs hasta de cómo tomar mate. se escriben mails en vez de llamarse qué forro todo esto, me hace perder el control. la gente flashea de más... me incluyo, pero no puedo evitar bienflashear y pensar que todo debería ser tan simple y genial y tranquilo. estoy TAN TRISTE HOY aai... . todos se arman su personaje deforme ideal. no miran al otro, no miran! estoy todo el día desnuda diciendo forradas DICIENDO FORRADAS. LE DIGO TODO A TODOS HOLA SOY ASI, ES VERDAD ESTOY TRISTE. AAAYY ¿y la desnudez que tiene que ver? todo tiene que ver, no hablo de la piel.